El palacio del Infantado, monumento nacional

Ahora que se ha pedido para el Palacio del Infantado de Guadalajara el título de “Patrimonio de la Humanidad“, recordamos cómo se ha cumplido, en 2014, el centenario de su nominación como Monumento Nacional. La Real Academia de la Historia, amparándose en un informe previo de su académico correspondiente Manuel Pérez Villamil, gestionó el tema para que el ministerio de Fomento, en abril de 1914, lo declarase monumento Nacional con todas las características de protección que llevaba anejo tal nombramiento. En el año de ese centenario, se ha pedido ahora a la UNESCO su nombramiento como “Patrimonio de la Humanidad”. En todo caso, estamos ante un edificio de importancia relevante y símbolo, sin duda, de la ciudad de Guadalajara. Más información.

El palacio del Infantado monumento nacional es la joya del patrimonio histórico artístico de Guadalajara

Destaca en este edificio su fachada, eminentemente gótica, con muchos detalles mudéjares, y algún elemento renacentista que se colocó cien años después de su construcción. Quizás el ámbito más notable del edificio es su Patio de los Leones, un lugar mágico con arcadas de arcos mixtilíneos en sus dos niveles, columnas entorchadas, y decoración abigarrada en la que destacan los escudos de los linajes constructores (Mendoza y Luna), más figuras de leones y grifos, como elementos protectores, y una larga frase que sobre cartela tallada y en letra gótica recorre los arcos de la planta baja.

Son muy destacables también las pinturas de los salones de la planta baja, donde se halla instalado el Museo Provincial de Guadalajara. Esas pinturas se deben al italiano Rómulo Cincinato, y muestran en sucesivas composiciones que abarrotan los techos de las salas, las batallas que fraguaron la mítica idea de ser los Mendoza el auténtico sostén de la monarquía castellana, además de escenas mitológicas, figuras y personajes de la antigüedad, etc. Todo ello cabalmente estudiado y explicado en este libro de Herrera CasadoArte y Humanismo en Guadalajara“.