Manuel Criado de Val en su Centenario

El día 14 de mayo 2017 Guadalajara rindió homenaje a la memoria de uno de sus hijos más destacados, el profesor Manuel Criado de Val. En el Centenario de su nacimiento.

El acto consistió en una charla del Cronista Provincial de Guadalajara, el profesor Antonio Herrera Casado, académico correspondiente de la Real de Historia, y autor de varias decenas de libros sobre Guadalajara, en el contexto de la Feria del Libro de Guadalajara, a la que se sumó este acto netamente cultural y de homenaje.

También el 4 de Noviembre de 2017, en la Villa de Hita, se celebró una Sesión Académica Oficial en el Centenario del nacimiento de este personaje. Como en la ocasión anterior, fue don Antonio Herrera Casado quien desarrolló a lo largo de una documentada y amena conferencia, la secuencia vital y la obra trascendental de este científico.

El profesor Manuel de Criado de Val tiene sus orígenes en la Alcarria, porque su padre era natural de Rebollosa de Hita. Y de pequeño pasó largas temporadas en la casa de su padre, desde cuya puerta se veía Hita al fondo. De esa manera, el cerro testigo de la Alcarria se metió en su alma y movió su vida.

Manuel Criado de Val nació en Madrid, en 1917, y murió en la misma ciudad, en 2015. Una larga vida de investigación y magisterio.

Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, desde 1956 fue profesor en esta Universidad. De la que además fue Decano de Letras, y Jefe de Estudios de la UNED, además de Jefe de la Sección de Estudios Gramaticales del Instituto Cervantes (del CSIC). Incluso tuvo el cargo de Director de la Escuela de Investigación Lingüística de Madrid.

El cronista provincial y director de Aache Ediciones, donde Criado de Val publicó dos de sus libros, escribe para Cultura EnGuada estas líneas: “aunque era de esperar que esto pasara, la violencia ingrata de la muerte de un amigo siempre despierta inquietud. Lo lamento profundamente, porque con don Manuel Criado de Val (me obligaba a llamarle Manolo y me costaba siempre) he compartido muy buenos momentos, algunos grandes y cruciales, otros difíciles… fue para mí un maestro, sobre todo, porque de él aprendí muchas cosas y, sobre todo, conseguí mirar de otro modo la tierra y la historia en que habitamos. Además fue un amigo, un compañero de actividades culturales: los Congresos Internacionales de Caminería Hispánica, en los que colaboré con él; el gran Congreso Internacional del Camino del Arcipreste… y por supuesto la edición de dos de sus obras capitales, que me confió y en las que vivimos también gratos momentos: la “Historia de Hita y su Arcipreste” y “Cervantes y el Quijote, de ayer a hoy. Creo que don Manuel Criado de Val le ha dado mucho a Guadalajara, más de lo que la mayoría piensa. Y ha recibido el justo, justito homenaje, que esta tierra le debía. En todo caso, nos quedamos con su recuerdo grato, con su sabiduría generosa, y con las noticias del ser, del hablar y del devenir de Guadalajara, de Castilla, de la épica y de los caminos.