Pedro Castillo Gálvez

Pedro Castillo Gálvez

Pedro CASTILLO GÁLVEZ

Archilla (Guadalajara), 1912 – Guadalajara, 1996

Maestro.

Don Pedro Castillo Gálvez nació en Archilla en 1912, estudiando la carrera de Magisterio y accediendo al cuerpo nacional de maestros en 1934, siendo destinado a la escuela de Casa de Uceda. Tras la Guerra, en octubre de 1940 se le destina al Grupo Escolar Cardenal Mendoza, ubicado entonces en la plaza de Santa María, y poco después por oposición obtiene la plaza de regente de Anejas, siendo en 1945 transformado el cargo en director de la Escuela Graduada Aneja.

En este centro prestó sus servicios hasta 1982, a satisfacción de todos, dejando una huella indeleble en cuantos alumnos pasaron por sus aulas.

En 1946, crea don Pedro la primera “Colonia Escolar” situada en Atienza, haciendo lo mismo posteriormente en Cifuentes y al final en Sigüenza.

En 1949, y por designación del Gobernador Civil, pasa a formar parte del Consejo Provincial de Educación Nacional, en su Comisión Permanente. Después, en 1954, fue seleccionado por la Dirección General de Enseñanza Primaria para participar en un curso sobre Medios Audiovisuales, en la Universidad Internacional “Menéndez Pelayo” de Santander, adquiriendo conocimientos sobre metodologías activas.

Desde 1956 hasta su jubilación dirigió el periódico “Voz Escolar” que estaba destinado a alumnos y familias. Recibió en 1962 la Medalla de Bronce de la Juventud. Y a título individual y del centro que dirigió obtuvo numerosos galardones que premiaban sucesivamente sus actividades, entre otras el Premio Nacional “Descripción y comentario de un viaje turístico escolar”.

Recibió la Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio, en 1966, y en octubre de 1974 fue nombrado Caballero de la Orden del Monasterio de Yuste, siendo propuesto en 1980, por parte de la Asociación de Padres de Alumnos del centro en que ejercía para recibir la placa al Mérito Docente de Alfonso X el Sabio.

La Caja de Ahorro Provincial, a propuesta de la Comisión de Obras Sociales, instituyó en 1986 el Premio “Pedro Castillo Gálvez” de Redacción Escolar, como homenaje, en su nombre, al cuerpo de Docentes de Guadalajara.

Fue densa y prolífica su actividad social, como político y actor de la vida socioeconómica de la provincia de Guadalajara. En 1954 fue elegido concejal en el Ayuntamiento de Guadalajara por el tercio de Cabezas de Familia, instituyendo en su mandato un “Día del Niño” en las Fiestas de la capital. Influyó decisivamente para completar la construcción y puesta en funcionamiento del Grupo Escolar “Isidro Almazán” en el barrio de la Estación. Participó activamente en las gestiones para la construcción de una nueva sede para la Escuela Normal de Magisterio, y propició la construcción de nueva planta del Grupo Escolar “Cardenal Mendoza”. Por toda su labor, de largos años de entrega, el Ayuntamiento de Guadalajara, en sesión plenaria de 30 de septiembre de 1960, le manifestó su Pública Felicitación y Agradecimiento. Incluso andando los años, en 2002, el Ayuntamiento de la capital le dedicó una calle. Y el periódico “Nueva Alcarria”, en 1997, le nombró “Popular en Valores Humanos”, recogiendo el título su hijo, lo que venía a acreditar su gran popularidad y a materializar en un título el cariño que había sabido cosechar entre sus conciudadanos a lo largo de su vida.

Quien tuvo la fortuna de formarse con él, y pasar muchos años de colaboración juntos, el también profesor Eugenio García de Miguel, al solicitar del Ayuntamiento la dedicación de una calle a don Pedro decía que “Guadalajara tiene una deuda pendiente con don Pedro Castillo Gálvez, “maestro” ante todo, director de la entonces Escuela Aneja y posteriormente del Colegio Pedro Sanz Vázquez, profesor de Prácticas y Caligrafía en la otrora Escuela Normal, prohombre que vislumbró ya, desde su cargo de Teniente Alcalde durante varios años, una nueva ciudad, pozo de cultura y sobre y fundamentalmente “Hombre Bueno” en toda la extensión de la palabra”. Aprovechaba incluso para pedir al Ayuntamiento que pusiera su nombre a uno de los nuevos colegios que se iban a diseñar (era el año 1999) en la nueva ciudad que surgía por entonces.

Gracias al entusiasmo de sus hijos, ha sido publicada la obra en la que puso empeño y dedicación durante años, un recorrido didáctico por la provincia donde nació, destinado a los jóvenes, para que conozcan mejor la riqueza histórico-artística y patrimonial de esta provincia. El libro lleva por título “Viajes por la provincia de Guadalajara” y aquí puede verse su contenido.

[Return to Alcarrians Distinguished – Main Page]

© Panel mantenido por AACHE Web Team – Guadalajara
editorial@aache.com. Noviembre 2018