Poniente de Elefante

Dos nuevos autores se incorporan al elenco de Aache Ediciones, que cuenta ya con más de 300 autores y autoras aportando su trabajo en la empresa cultural de Guadalajara

Son concretamente Carlos Utrilla Paniagua y Alfonso Herrera Bachiller. El primero es un escritor de primera línea, con incursiones en la poesía y el ensayo. El segundo, biólogo y viajero, tiene un don para sacar belleza de simples instantáneas grises.

Ambos tienen en su haber miles de kilómetros. De escritor y de fotógrafo podemos decir que han dado varias veces la vuelta al mundo. Aunque con una que la des, ya es suficiente, para captar el mensaje.

En “Poniente de Elefante” (que es el lugar donde se pone el sol de la isla que hay un poco más a occidente de las Georgias del Sur, cerca del continente antártico) se esgrimen muchas habilidades: Carlos Utrilla Paniagua toca todos los resortes de la literatura: la crónica aventurera, la poesía tipo sodoku, la reflexión materialista, el diálogo quijotesco, evocaciones y leyendas, frases lapidarias. Todo vale. Porque todo lo domina. Es un escritor como la copa de un pino, y en “Poniente de Elefante” lo demuestra.

El fotógrafo, que humildemente dice que simplemente ha tratado de salvar doscientas fotografías del oscuro hastío de su disco duro, demuestra que tiene la raza completa de un viajero, porque se ha metido en los más duros ámbitos de la selva africana, ha soportado las inclemencias de los peores desiertos, se ha pateado Siria en malos tiempos, y ha sobrevivido a los avatares de las favelas de Bangkok, Harlem o Kyoto. Se muestra maestro en los atardeceres, en los contraluces, y en los instantes en que cesa el viento. Conoce a la gente, y sabe dónde está el juego, la malicia y las paces. Piel y sonrisa, olas de mar en la arena, vuelos sosegados en los malecones. Alfonso Herrera Bachiller se consagra, con este libro, como un fotógrafo de raíces a quien habrá que tener en cuenta.

Es este un gran libro, que nos ha emocionado, y que –sin duda alguna– pondremos de cabecera, porque se vuelve una y otra vez a sus hermosas páginas. Viene a dar latido a Guadalajara, porque aquí nace, aunque es un canto universal, de miradas y sones. Visiones y decires, todo en uno.

Un libro llega con frescor de autores nuevos y muchas ideas… para viajar, para soñar… En “Poniente de Elefante” encontramos ideas, nos sorprenden los ángulos de nuestra tierra, de otras tierras muy lejanas. Con este libro apuesta Aache por la innovación, por los autores jóvenes, por la renovación permanente.

libreria aache
AACHE Ediciones de Guadalajara